29.3.15

Yo amo a Shirley Valentine


Los hombres se mueren y no son felices

 

Hoy fue un día trágico para ir al cine, pues en el intento de ver Ana Karenina la película resulto mal grabada y murió al final del primer acto. Así que nos quedamos sin ver que decidía Alexander Alexandrovski (o como se diga). Entonces recordé que en la mañana estuve buscando un película que me recomendaron y aunque solo encontré la versión en inglés fue increíble.
Aunque no tengo 40 años ni le hablo las paredes, si hago cosas extrañas (:b) y me siento envenjecida emocionalmente y entiendo lo difícil que es entender que tenemos varias caminos que escoger y que si queremos podemos salir corriendo al fin del mundo llevándonos lo necesario porque no vamos a regresar nunca. 


Podría contarles más pero deben verla.