17.2.18

Cómo encarar una tormenta



A veces llueve
tan fuerte en nuestra vida
que no nos valen de nada los paraguas. 

Mejor tirarlos
y cobijarnos en esos brazos que nos aman
con esa persona que es el sol
Que el amor a diferencia de la lluvia, no pasa

13.1.18

Y ahí estaba yo sintiéndome tan vacía y a la deriva como el ojo de un huracán en medio de la tormenta, en un lugar en el que yo suponía estaba la felicidad, la realización o al menos en donde mis demonios no llegarían. Pero ahí estaban ellos, siempre un paso adelante de mi. Descubrí la cosa mas absurda entonces, que ellos no necesitan visa para viajar sino un alma al que perseguir... y la mía la habían atrapado nuevamente. 

11.1.18

"Hay momentos en la vida en los que habría que tener un puñetero mando a distancia para poder pararla aunque fuera solo 5 minutos, pero a veces las cosas se suceden con una irreverente obscenidad y no se puede hacer nada por remediarlo, por un lado acabábamos de enterrar a Moscú por el otro estábamos abriendo el camino de nuestra libertad."  

-Tokio, La Casa de Papel-


10.1.18

La Casa de Papel

En la vida, a veces se gana y a veces se pierde. Y los malos no siempre son tan malos como parecen ni los buenos, tan buenos.



El problema para mi con las series es que no logro encontrar muchas que me gusten y cuando la encuentro me obsesiono tanto que no paro hasta verla toda y pues esto último paso con esta serie que encontré por las casualidades del internet. Es una serie española que se las recomiendo demasiado, creo que es una obra de arte realmente con un soundtrack espectacular. 
Les dejo un fragmento de un capitulo:



"Para que se te caiga la vida en pedazos da igual que estés en un baño, en un atraco o en la entrada de un penal, ya ven aquella tarde se nos iban a sincronizar las desgracias a tres mujeres. Raquel comprendió de pronto que se había enamorado hasta las trancas del mayor atracador de España. Mónica también se dio cuenta de que acababa de convertirse en cómplice de los atracadores y que ya no habría marcha atrás. Y yo, caminaba siguiendo las instrucciones que nos había dado en Toledo El Profesor  pero sin certeza alguna como anestesiada, como una botella que alguien ha arrojado al mar sin tener  ni idea de si van a recogerla al otro lado."
-Tokio, La Casa de Papel.