2.2.13

El caso del señor Valdemar

-Señor Valdemar, ¿sigue usted dormido?
-Sí..., no; estuve durmiendo...y ahora..., ahora..., estoy muerto.