4.5.16

Rehén de Ilusiones

Esa tarde solo escribí unas palabras, inútiles palabras que no parecían ser el comienzo de nada...  



-Usted cree en eso?
-En que?
-En lo que me acaba de decir que el tiempo que le queda por vivir no es sino otra etapa de su vida tan rica como la transcurrida hasta ahora.
-Y tengo que ser sincero?
-No necesariamente usted es un escritor eso es una ventaja.
-Lo siniestro es morirse antes de la muerte física,mucha gente pierde sus ilusiones sus sueños y los gusanitos de la resignación se los empiezan a comer por dentro antes de que se lo coman por fuera.
-Alguna vez lo oí decir a usted que no se imagina la vida sin mujeres, que a las mujeres hay que amarlas sufrirlas y transformarlas en literatura lo antes posible.
-Lo comparto plenamente creo que la única alternativa al dolor es convertirlas en literatura al dolor que nos produce ser consientes que tarde o temprano seremos abandonados.
-En la mayoría de sus relatos parecía ser que los únicos amores verdaderos son los amores imposibles es asi?
-No se si los únicos pero si los mas intensos.
-Alcanzas para no envejecer, para no morir?
-Nada alcanza, pero hay que dejar que la muerte haga su trabajo la muerte también trabaja para la vida aunque tenga tan mala prensa.
-A que le tiene miedo? 
-A dejar de amar.