9.12.15

Aquí sin mi

El hombre no sabía en verdad se estaba yendo... lo único que sabía es que a esa casa no volvería, y eso hacía todo real.


Cine Iraní. Recuerdo que una vez fui a ver una versión rusa de Ana Karenina y aunque ya había leído la obra salí igual que todos con un signo de interrogación por cabeza y es que lo difícil de ver películas hechas en lugares tan remotos y desconocidos es que tienen su toque autóctono y uno simplemente no capta eso, así fue al principio de esta película me parecía un poco exagerada, pero al igual que los presentes casi se me van las lágrimas al final y no pude evitar aplaudir igual que el resto. Recomendada.