17.8.15

Pausa

De vez en cuando hay que hacer
una pausa

y no llorarse las mentiras
sino cantarse las verdades.



Mucho tiempo ha pasado de la ultima vez que me sente frente a esta computadora a escribir, inclusos los parrafos de mis libretas estan inconclusos, la tinta se ha borrado y las ideas se han perdido. Y es que esto desde hace muchos meses ha sido una montaña rusa, con altos y muchos bajos abruptos, no solo la vida sino mi cabeza misma, llena de incertidumbres y demonios... y todo ha sido mucho descubrir, descubrirme a mi, descubrir  a la novia loca, a la amiga solitaria, a la estudiante sin rumbo, a la hija rezagada, a la nieta ingrata... en fin, apenas y he salido de mi entorno pero ha sido todo un viaje. Me tomará mucho tiempo digerir muchas cosas pero es bueno que las ruedas hayan dejado de girar y por un momento poder darme el gusto de poner los pies en el suelo y disfrutar de la duda, del silencio, del abismo del miedo y de la vida misma que tan amenazante parece abrirse ante mi.