5.4.15

Ruptura: desesperación

Todos cada uno de nosotros,
estamos llenos de horror .Si te casas
para espantar tu horror, sólo lograrás
casar tu horror con el de otra persona;
los dos horrores tendrá el matrimonio,
tu sangrarás y llamarás a eso Amor.



Uno pasa la vida escuchando canciones de lo mismo, aceptando y negando comportamientos hasta que el camino se acaba y no hay por donde mentir, entonces no queda más que darse cuenta de lo absurdo de la situación pero el punto no es que uno tiene de pronto un dejavu o una epifania, uno se desespera hasta el punto de pasar una noche entera ardiendo en fiebre y preguntándose una y otra vez porqué? Y la respuesta no es más que un terrible dolor de cabeza, un aburrimiento y una depresión incontrolables y la desesperación latente, la desesperación de llamarle, la desesperacion de odiarse, la desesperacion de desesperarse.
Y por más que te extrañe la desesperación no es amor, es solo desesperación.