1.1.15

2015

 Lo importante es que esto no es una carrera de velocidad pues la meta final es la muerte! 


Fue el año más extremo y extraño que tuve y ayer 31 fue igualito, tantas cosas se me pasaron en la cabeza... ahorita mismo se me ocurre tanto que decir del 2014, tantas cosas de que reirme, de que quejarme, unas que me acongojan el corazón, otras que me dan paz, unas que me encanta revivir otras de las que no quiero ni acordarme. En fin tanto que decir que es mejor no decir nada  y dejer que se quede ahi en ese tiempo en que fueron reales y solo queda esperar lo que viene de pie y con la frente en alto.
:)
FELIZ AÑO!