31.10.09

No llores porque ya se terminó, sonríe porque sucedió.