19.12.09


Nuestra vida puede ser tan maravillosa como la soñamos si nos proponemos firmemente que así sea. Serás tan grande como tus sueños y crecerás tanto como tus ganas de hacerlos realidad.
Si realmente quieres hacer algo, no pierdas tiempo… comienza apenas termines de leer esto.
No permitas que los pequeños contratiempos te impidan disfrutar de las cosas importantes.
El encanto de lo cotidiano también es un camino a la felicidad.
La mejor forma de respetarnos y querernos es descubriendo quienes somos. Todos tenemos nuestras limitaciones y defectos. El primer paso es saber reconocerlos para corregirlos.
Tu mayor capital eres tú. Tu mayor inversión es ser fiel a ti mismo.
Sobresalir depende de ti y es más fácil de lo que crees, si te muestras tal como eres serás original.
No basta con utilizar nuestras cualidades naturales… hay que cultivarlas para seguir creciendo. Todos tenemos un talento único, descúbrelo para especializarte y poder ofrecerlo a los demás.
Crecer no es una obligación, es un compromiso con nosotros mismos… para madurar es necesario corregir nuestras limitaciones con atención y aprendizaje.
Te sentirás débil si crees que los demás son mejores… ¡Eres importante! En tus manos está la posibilidad de diseñar el futuro.
No le temas a la competencia, en ella encontraras un incentivo para perfeccionarte.
Con decisión y confianza en ti mismo alcanzaras todos tus sueños. ¿Cómo te pondrías a prueba si no hubiera desafíos?
Todos los días intenta acercarte un paso más a lo que quieres ser. Si te lo propones, alcanzaras tus metas.
La verdadera derrota es darse por vencido. Aprender de los errores nos acerca a nuestra meta.
Elige una vida llena de matices, sueños y alegría.
Si no quieres convertir lo mágico en común, disfrútalo sin buscar el porqué. Elige lo que te gusta y lo que quieres ser, no permitas que otros lo hagan por ti.
Tener un sueño en la vida es desafiar el tiempo, nunca es tarde para iniciar un proyecto.
Es fundamental encaminar nuestras actividades privilegiando siempre nuestros sueños, la felicidad es cumplir tu vocación.
No existe el aburrimiento cuando uno hace lo que le gusta… algo aburrido se convierte en divertido si le agregamos entusiasmo y pasión.
¿Crees en los milagros? ¡Tú eres uno de ellos!
En la naturaleza encontraras respuestas. Ella organiza y resuelve los problemas armónicamente.
De nosotros depende la decisión de apreciar lo que la vida coloca a nuestro alcance. Ya seas el rey del mundo o su más humilde servidos, lo que importa es saber disfrutar de lo que tienes.
No dejes para mañana tu alegría ni la de las personas que amas. Date el lujo maravilloso de compartir tu tiempo con quienes te quieren.
Alimenta tu espíritu con sentimientos honestos y puros, lo que haces con amor sincero te viene del alma que es un regalo de Dios.
En una época de soledad e individualismo… el amor es el mejor camino para alcanzar la felicidad.
A veces el amor nos hace sufrir… pero esto no significa que sea necesario sufrir para sentirnos enamorados. El despertar un amor no depende de nosotros pero mantenerlo vivo es nuestra obligación. No basta con amar. Hay que demostrarlo y además, decirlo muchas veces.
Nunca dejes de acudir al llamado de un amigo. Recuerda que cuando todos te abandonaron, él siempre estuvo a tu lado.
Un amigo tolera nuestros defectos de la misma manera que disfruta de nuestras virtudes. Bríndale tu tiempo y un lugar grande en tu corazón.
No te lamentes porque las rosas tienen espinas. ¡Festeja que las espinas tienen rosas!
Las alegrías ayudan a vivir, las tristezas a crecer.
Contagia tu optimismo a los demás, si siembras sonrisas cosecharas alegrías.
Una voz interior nos señala el momento adecuado para salir a conquistar nuestros sueños. Es muy importante saber escuchar esa voz, porque es la que nos indica el camino a seguir. Si fortaleces tu interior te sentirás más preparado para enfrentar la adversidad.
No dejes que te detengan con mentiras y calumnias. Recuerda que dijo el Quijote: si ladran es señal de que cabalgamos.
Aprende a entender a los demás. Perdonar es hermoso solo si comprender al otro y vuelves a creer en él.
Hacer algo por los demás nos hace más felices que hacerlo por nosotros mismos. Te invito a descubrir el incomparable bienestar que se siente al ser solidarios.
Aprende a valorar a tus padres a demostrarles cuanto los quieres, ellos te dan todo y esperan lo mejor de ti.
Tu cuerpo es la casa donde vives. Procura que esté siempre limpio y habitable, la sonrisa es el cincuenta por ciento de tu belleza exterior.
La puntualidad es la mitad de tu imagen. Llegar apenas un minuto después, a veces es llegar demasiado tarde.
Hay algo que un temeroso hace muy bien: encontrar excusas. El tiempo que se utiliza para buscar excusas es el mismo que se necesita para encontrar soluciones.
Siempre nos hacemos tiempo para meternos en algún problema, solucionar un problema te quitara una carga, posponerlo, te quitara el sueño.
El secreto para superar las dificultades es descubrir en ellas un desafío a sortear. Lo bueno es que al hacerlo, tenemos una oportunidad para mejorar y crecer.
No siempre retroceder es malo. En ocasiones, es bueno alejarse para tomar mayor impulso. Para triunfar es preciso ser audaz, pero también cuidadoso al decidir cuándo arriesgarse.
No te dejes vencer por la adversidad. La vida siempre te regala nuevas alternativas para seguir. Nunca te rindas en la búsqueda de tus sueños.
No todo está perdido. Si sientes que tocas fondo… impúlsate para salir con más fuerza a la superficie.
Vive plenamente el hoy… y sueña con un maravilloso mañana.
Tienes todo lo necesario para ser feliz. Aprende a quererte y a disfrutar de lo que la vida te regala… pero nunca te olvides de soñar un poco más.