13.6.09



La luz de los candelabros, se descomponía en las copas medio vacías, donde quedaba algo de la púrpura del borgoña, del oro hirviente del champaña, de las liquidas esmeraldas de la menta…