16.2.14

22


Se puede empezar haciendo el conteo de acontecimientos como que mi mochila terminó casi partida en dos, terminé llorando y como cadena hice llorar a mis amigas, me embriagué con jugo de alfalfa, mi pastel fue un gran encebollado y definitivamente amanecí en el lado equivocado de la cama.
Y aunque ese es el día que a uno se le viene toda su vida de golpe... este fue un año de vida muy largo, mi anterior cumpleaños fue decepcionante pero como nunca ese año me sentía en paz con mi vida.
Este en  cambio fue un año que no termina muy bien... me enamoré y eso lo convierte en el mejor en muchos aspectos pero me deje llevar y termine HERRADO (así con H mayúscula por burra) pero recordar los errores no vale la pena... lo malo debe irse al infierno!!!!
Nunca es tarde para ponerse los pantalones de nuevo y tomar las decisiones que me he negado a tomar para salir a flote.
He estado olvidando la gran lección de mi vida: Soy joven aún, como dijo el chavo, demasiado joven para darme por vencida por tan poquito.
:D