10.3.11

Búsqueda


Miro por encima del hombro y veo su sombra,

y avanzo como alguien que de noche en el bosque

oyera el ruido de pasos acercándose

y se detuviera a escuchar; entonces, en vez de silencio

oye a una criatura que intenta moverse con sigilo.

¿Qué puede hacer sino correr? Corre a ciegas

por el sendero, dando tumbos, golpeado por las ramas;

el otro cada vez más cerca, pero en realidad

no se apresura ni jadea; juguetea con su presa.

Stephen DOBYNS