5.9.10

COMENZANDO DE NUEVO


Las vacaciones terminaron para mí y entre todo el desorden que arme intentando arreglar ropa, cuadernos, y otros cachivaches que me han acompañado estas vacaciones, me he dado una escapadita para escribir esto.
La verdad he ido notando que ya no he escrito acerca de mí, en sentido literal claro, porque la mayoría de mis escritos tienen origen en mi vida; pero volviendo al punto creo que he optado por rehuir a mi vida real no solo por medio de mis escritos sino en todo el ámbito de lo cotidiano.
Supongo que pensaba que podía ignorar mis problemas como cuando era niña y bastaba dar vuelta y jamás darme por enterada de los problemas en casa, pero muy a mi pesar ya no soy una niña y se supone que enfrente las cosas con madurez… y pues estas vacaciones descubrí que la madurez no es una característica muy marcada en mi.
Hice este descubrimiento cuando todo lo que pretendía ignorar cayó sobre mí en un torbellino de sucesiones, malos entendido, malos ratos… en fin… no pretendía esto sino tener unas vacaciones tranquilas, llenas de diversión, amigos y viajes, eso es soñar duro porque en realidad no podía pretender vivir todo esto acarreando tanto lio.
Creo que tome conciencia de todo tras una larga discusión con mi padre, el a diferencia de mi tiene un carácter bastante difícil y resulta imposible pelear con el por lo que siempre he hecho lo posible por llevar la fiesta en paz. Aunque reconozco que esta vez el tenía razón.
Supongo que al ser una adolescente que creció de manera distinta a los demás, con problemas económicos, familiares, personales y uno que otro problema de salud; no he podido vivir lo que muchas personas de mi edad… no viví ese gran primer amor, ni las primeras salidas con amigos a la disco, ni tuve esas grandes conferencias por teléfono, ni esas pijamadas con amigas… ni muchas otras cosas….
Si algo he aprendido a agradecer y a apreciar es el ser diferente, aunque algunos me consideren un alien, creo que es muy bueno no pensar, ni sentir ni hacer las mismas cosas que los demás… pero al estar rodeada precisamente de los demás no puedo evitar anhelar tener una vida más despreocupada… más fácil…
Y algunos deben de tener esa vida pero quienes no debemos enfrentar nuestra realidad con una sonrisa… eso aprendí estas vacaciones… creo que lo bueno es darse cuenta de los errores que uno comete y estar dispuestos a enmendarlos… si lo logremos o no… ya veremos…
Y eso fue lo que saque de las vacaciones junto con un dolor de cabeza…. Mañana primer día de clases… Crucemos los dedos para que todo salga bien…
Saludos a todos!!!!


PD: eso de empezar todo con una sonrisa despues de varias amistades rotas... no se que tan fácil sea.