8.4.10

“Sólo después de que el último árbol sea cortado. Sólo después de que el último rio sea envenenado. Sólo después de que el último pez sea apresado. Sólo entonces sabrás que el dinero no se puede comer.”